Técnicas de estudio, mejor luz mejor aprendizaje

Técnicas de estudio, el fosfeno y la neurosincronización

El proyecto de Philips SchoolVision es parte de un estudio independiente realizado en la ciudad de Hamburgo (Alemania) en el que participaron el gobierno local y el centro Universitätsklinikum Hamburg-Eppendorf. Fue un experimento con protocolo científico, con un total de 166 alumnos y 18 profesores que duró un año y que objetivó mejoras significativas en el rendimiento de los alumnos, al iluminar las aulas con luz natural. El objetivo es la creación de una iluminación programada que favorezca el aprendizaje y que contribuya al bienestar de los alumnos y profesores. Así de entre la muchas técnicas de estudio, la luz es la protagonista del proyecto de Philips SchoolVision.

Los fosfenos y las técnicas de estudio

SchoolVision es un sistema que ofrece la posibilidad de regular la intensidad y la temperatura de color de la luz del aula, según las necesidades que en cada momento la actividad en clase requiera. Por ejemplo, es posible programar una luz óptima para generar energía y dinamismo, otra para la calma, la tranquilidad, y otra para la concentración además de una luz estándar.

El grupo Philips con este proyecto SchoolVision, acredita el trabajo de Dr. Lefebure Methods® que desde hace 60 años explica y aplica con éxito dos técnicas de estudio, una basada en la luz y sus efectos sobre el aprendizaje y el comportamiento de los estudiantes y otra en el ritmo interhemisférico creado por la audición alternativa o neurosincronización.

El estudio realizado por el Dr. Michael Schulte-Markwort Director de la Clínica de Medicina Psicosomática para Niños y Jóvenes en la Universidad Médica Hamburgo-Eppendorf, tenía como objetivo descubrir si la luz podría influir en el comportamiento de los alumnos en clase.

La respuesta es sí, la luz su potencia y características determina el rendimiento académico de los estudiantes de forma significativa y dentro de las innumerables técnicas de estudio se muestra como la más eficaz pues está en la esencia misma del proceso de aprender.

Tanto es así que la velocidad de lectura durante el proyecto aumentó un 35% los errores recurrentes se redujeron un 45% y la conducta hiperactiva un 76%. Estos resultados hicieron afirmar a Shulte-Markwort que: Nuestro estudio pone en evidencia que la iluminación dinámica en las aulas tiene un efecto extremadamente positivo en el comportamiento y en el aprendizaje de los niños.

Y el Profesor Peter Sleegers de la Universidad de Twente, principal investigador del estudio añade: Los resultados en la concentración y el comportamiento son tan importantes, si no mayores, que los que producen nuevos métodos de aprendizaje y/o cursos con profesores exclusivamente dedicados.

Desde Dr. Lefebure Methods® podemos mejorar ostensiblemente estos resultados no solo en la misma aula, también los podemos reproducir en casa del alumno de forma que continúe con la estimulación cognitiva y el equilibrio en su dinámica de estudio tras las clases, además todo ello de un modo más simple y económico. Llevamos haciéndolo desde 1960…

¿Cómo pudo el estudio obtener unos resultados tan espectaculares? Modulando la luz dependiendo del momento del día y de la tarea a realizar, pero y esto es lo más importante, utilizando luz natural. Por muchas técnicas de estudio que utilicemos, por muchos enfoques pedagógicos por muchos profesores que dediquemos a nuestros alumnos, todos estos recursos se sustentarán en la luz, sin luz no solo no puede existir ningún proceso de aprendizaje, no puede existir la vida misma; en el momento que entendemos la relación de la luz con los procesos cognitivos disponemos de la llave maestra de la nueva pedagogía. No solo el grupo Philips ha realizado estudios buscando relacionar la iluminación de las aulas con el rendimiento escolar, también la compañía Osram, ha llevado a cabo investigaciones similares demostrando los efectos beneficiosos de la iluminación dinámica con la luz natural.

Fosfenos por reflexión de la luz en las técnicas de estudio

Los ritmos de vida actual nos han alejado de los ciclos naturales de luz, antes la luz solar bañaba toda la actividad del hombre, ahora pasamos cada vez más tiempo apartados de la luz del sol y es más, en lugares mal iluminados. Esa es la causa de muchos problemas de salud tanto físicos como psíquicos pues siendo generosos, quizás no pasamos más que un 10% de nuestro tiempo al aire libre.

Cuando hay luz natural el cuerpo deja de producir melatonina que es la encargada de inducir el sueño,  actualmente se han puesto de moda pastillas de melatonina para superar el insomnio; nuestro cerebro entiende que si hay luz debe haber actividad y al contrario, si no la hay o es de mala calidad entiende que es hora de dormir.

La depresión estacional tiene su origen precisamente en ese proceso de falta de luz natural, es la razón de que se produzca frecuentemente en los países nórdicos donde falta la luz por espacios prolongados de tiempo. En definitiva cuando hay suficiente y adecuada luz la serotonina que es la responsable de la actividad cerebral, se encarga de que todo el cuerpo esté en una actitud de alerta, de atención.

Se necesitan al menos 10.000 lux para que no se produzca melatonina, si midiéramos los lux de los lugares donde vivimos y trabajamos nos asombraríamos de la penosa cantidad de luz que nutre nuestras actividades.

No es extraño que el mal humor, un tono vital mediocre y un claro agotamiento intelectual sean denominadores comunes en muchas personas. Obviamente las aulas donde nuestros hijos, nuestro bien más preciado, aprenden para formarse intelectual y moralmente no son desgraciadamente, una excepción. Ese es el éxito del proyecto SchoolVision la racionalización de la luz en un espacio de aprendizaje donde es tan importante y donde el alumno debe estar en una situación constante de alerta. Podemos pues desarrollar decenas de técnicas de estudio para incentivar, rentabilizar, despertar, los procesos cognitivos del aprendizaje, pero sin la luz adecuada y suficiente, el cerebro dice, no.

Se entiende pues el testimonio de una de las profesoras que participaron en el proyecto SchoolVision:

Comenzamos por la mañana con una iluminación brillante que despierta la energía y solemos acabar la jornada con una iluminación cálida que fomenta la calma y la tranquilidad y es perfecta para un buen debate o para realizar actividades creativas. Tanto alumnos como profesores aprecian este cambio en la iluminación y nuestra visión relativa al efecto de la solución SchoolVision en nuestras aulas es, por tanto, positiva. Jane van der Heijden, directora de la escuela primaria de Wintelre (Países Bajos)

La ciencia de vanguardia ha demostrado que la comunicación celular se produce mediante los biofotones, luminiscencias químicas que no proceden de reacciones enzimáticas; los biofotones son una luz celular coherente que transporta información a velocidades inimaginables estructurando y regulando todos los procesos biológicos, incluso Luc Montagnier Premio Nobel de Química argumenta que dicha comunicación electromagnética es la que transporta la estructura del ADN a otras moléculas y el físico alemán Fritz-Albert Popp demostró que es el ADN quien emite patrones coherentes de luz cuando absorbe la luz solar.

Luminoterapia y técnicas de estudio, el baño de luz para la mejora de la capacidad cognitiva

Entonces parece razonable convenir que estar en un ambiente que requiere una respuesta cognitiva eficiente con una luz lo más parecida a la solar y con una potencia y características adecuadas es como poco, fisiológico. Hasta tal punto la luz es fundamental. Incluso se evidenció que la coherencia de la luz celular emitida, era un indicador de la salud del individuo, es decir, si hay algún trastorno la luz emitida no es coherente y posiblemente podamos postularlo al revés, si la luz que utiliza el cerebro no es adecuada la luz interior no es coherente y abre las puestas a la ineficiencia y la enfermedad.

En Dr. Lefebure Methods® disponemos de una lámpara personal la Natural Light, de 12.000 lux y más de 90 de CRI (índice de rendimiento de color) una luz como la luz del un día soleado a las 12 de la mañana, es decir, máxima alerta, máxima atención.

Con la Natural Light podemos trasladar el éxito del proyecto de Philips SchoolVision a nuestra casa, al lugar de estudio habitual del alumno, todavía con más potencia y calidad de luz, de hecho mucha más y con unas características y posibilidades que van mucho más allá del puro baño de luz.

El Doctor Francis Lefebure descubrió que la influencia de la luz era el elemento más importante entre todas las técnicas de estudio, y que ejercía una enorme acción sobre todas las funciones cerebrales.

El método de Dr. Lefebure Methods® utiliza una luz interior generada por una luz exterior natural, es decir, el fosfeno, una mancha multicolor que persisten en el campo visual durante unos tres minutos tras mirar fijamente una fuente luminosa adecuada, Natural Light Dr. Lefebure Methods®, durante un poco más de medio minuto o bien, y esto es fundamental en el tema que nos ocupa, una superficie fuertemente iluminada en lo que damos en llamar fosfenos por reflexión de la luz. Esa es la razón principal del éxito de la experiencia SchoolVision no solo el baño de luz natural, también la reflexión de dicha luz en los libros, en las mesas, en las paredes etcétera, creando fosfenos por polarización de la luz de forma que constantemente el cerebro tiene la alerta propia de la luz natural de pleno día y la estimulación producida por la luz interior que llamamos fosfeno formada, en la experiencia de SchoolVision, por la luz reflejada incidiendo en nuestro cerebro a través del nervio óptico. En presencia de los fosfenos el cerebro manifiesta mayor neuroplasticidad. Así los fosfenos por reflexión de la luz estimulan las capacidades cerebrales en su conjunto.

El extraordinario descubrimiento del Doctor Lefebure, es que al mezclar un pensamiento con el fosfeno se transforma la energía luminosa en energía mental. Esto es de un alcance abrumador y esa es la razón del porcentaje de éxito tan espectacular del proyecto de Philips, que de forma indirecta ha aplicado la técnica fosfénica, la mezcla fosfénica en pedagogía, mediante los fosfenos por reflexión. Si los lux son suficientes de forma espontánea se crean fosfenos por polarización de la luz, que además de estimular equilibran el cerebro, no hay más que recordar la placentera sensación de mirar fijamente y por un tiempo prolongado la luna, o el cielo luminoso o el reflejo del sol en el mar, eso son fosfenos por la luz polarizada, exactamente los mismos que los alumnos sometidos a una luz natural y con la intensidad adecuada del proyecto SchoolVision hacen de forma inconsciente.

La Mezcla Fosfénica la luz aplicada a las técnicas de estudio

La calidad de la ideación y de la creatividad cuando se trabaja con fosfenos es excepcional esa es la base de la aplicación del método de Dr. Lefebure Methods® en pedagogía y el secreto del éxito de SchoolVision.

Además, Dr. Lefebure Methods® incorpora otro elemento que ha formado parte de forma intuitiva de todas las técnicas de estudio y que se encuentra en la base de la expansión cerebral, el ritmo interhemisférico producido por el baile neurológico resultante de estimular alternativamente los hemisferios cerebrales.

La neurosincronización ha recibido premios internacionales por su eficacia pedagógica, y su aplicación es extremadamente sencilla.

Si las escuelas que están iluminando sus aulas con el sistema aplicaran además en toda su extensión las posibilidades de la mezcla fosfénica, los resultados serían exponenciales.

En cualquier caso la Natural Light permite llevar el sistema SchoolVision a nuestra propia casa y además de una forma todavía más exitosa por la potencia y calidad de la iluminación que produce y obvio, porque permite generar no solo fosfenos por polarización de la luz también fosfenos por observación fija.

Naturalmente la iluminación de las aulas debe ser la adecuada para que suficientes fotones lleguen al cerebro y generen biofotones que vehiculen información coherente y en definitiva creen los fosfenos por reflexión para producir los efectos de mejora cognitiva y de comportamiento, y de hecho Dr. Lefebure Methods® distribuye una Big Natural Light de 1,20 metros de diámetro, algo realmente espectacular, pero es claro que la implementación en las clases es un proceso, de momento, reservado a centros con cierta sensibilidad aunque los resultados sean tan evidentes, en cambio el uso personal de la Natural Light de Dr. Lefebure Methods® es extremadamente fácil, práctico y directo, y ya de por sí ofrece los resultados descritos por el proyecto SchoolVision, de hecho van mucho más allá porque incorpora, no solo los fosfenos por reflexión si no que utiliza los fosfenos por proyección y los fosfenos por observación fija, es decir, posfosfenos. No hablamos de luz natural únicamente, aplicamos un método coordinado de cómo llevar esa luz a cada rincón de nuestro cerebro de forma eficaz y específica para obtener el resultado deseado en cada materia, en cada actividad, ese es el poder de la mezcla fosfénica de Dr. Lefebure Methods®.

Disponer de su propia SchoolVision y que además se puedan beneficiar no solo el estudiante si no todos los miembros de la familia es ahora muy sencillo. La luminoterapia ha demostrado sobradamente sus excelentes resultados en los procesos cognitivos como vemos en  SchoolVision pero también en el trabajo y en el descanso, en la depresión estacional y no estacional y en el estrés, en los procesos de bajo tono vital, en los insomnios etcétera.

Tales beneficios llevaron a La Asociación Americana de Psiquiatría tras un exhaustivo estudio a concluir que los baños de luz, es decir, la luminoterapia, mejoraban de modo muy importante el estado de las personas con depresión, más incluso, que los tratamientos con antidepresivos y la psicoterapia. No es pues extraño que los niños mejoren el tono vital y el comportamiento en el proyecto de Philips aunque la luz que proveen no es ni de lejos, suficientemente potente para llevar a los niños al máximo punto de rendimiento cognitivo, es por ello que las Natural Light de Dr. Lefebure Methods® ofrecen hasta 12.000 lux y todo ello en su misma casa, a los que se sitúan muy cerca de ellas para bañarse con su luz, no más lejos de 50 centímetros.

El campo luminoso creado por Natural Light es tan potente que si se mira fijamente para la creación de un fosfeno lleva la luz a las profundidades del cerebro por el nervio óptico. Esto aumenta la actividad eléctrica del cerebro y el conjunto de su funcionamiento, por lo tanto un mejor aprovechamiento de la luz natural en las capas más profundas de su cerebro, la motora, la visual, la auditiva, etcétera. Dispondremos pues en nuestra casa de una luz mucho más concentrada en fotones. El efecto es exponencialmente superior, abrumadoramente excepcional en términos de eficiencia, trabajo y estimulación cerebral, que el mero baño de luz ya de por sí potente, el fosfeno produce la verdadera neuroplasticidad.

Es pues evidente que todo ello va mucho más allá de lo que pudiera ser una mejora en la iluminación de un aula.

Mejor aprendizaje con luz: técnicas de estudio de la nueva pedagogía

La profundidad y las implicaciones del fosfeno con los ritmos cerebrales y la sincronización interhemisférica han producido una verdadera revolución en las técnicas de estudio, pero a la vez se extienden a todos los ámbitos de la vida debido a que Dr. Lefebure Methods® utiliza el funcionamiento natural del cerebro, lo que induce profundos efectos en áreas muy variadas.

No espere a que las aulas de su hijos estén correctamente iluminadas desgraciadamente eso puede tardar, conviértase en protagonista de un método de enseñanza innovador absolutamente revolucionario que lleva 60 años éxitos en todo el mundo, un método serio y estructurado de potenciar el cerebro de sus hijos con luz.

Estamos a tu disposición para cualquier consulta

6 + 13 =

¡No lo pienses más!

Consigue tu Lámpara Fosfénica

error: Content is protected !!